HPP_img_9563 - Beratung Dr. Peet

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad crónica beningna, pero casi siempre muy dolorosa, en mujeres jóvenes. Aunque provoca graves problemas anímicos y corporales en las afectadas y es, después de los miomas, la segunda enfermedad benigna más frecuente en mujeres (sólo en Alemania, según cálculos conservadores, la padecen al menos dos millones de mujeres), a menudo se minimiza esta enfermedad: “Todas las mujeres sienten algo de dolor“.

Con la endometriosis aparece tejido parecido al endometrio (mucosa uterina) en el bajo vientre, fuera del útero, y coloniza diversos órganos, por ejemplo, el útero, el peritoneo, las trompas de Falopio, los ovarios, la vejiga o el intestino. En algunos casos aislados también afecta a otros órganos como, por ejemplo, los pulmones. En la mayoría de los casos estos focos de endometriosis se ven afectados por las hormonas del ciclo menstrual. Así, los focos pueden crecer y sangrar cíclicamente. Las consecuencias son reacciones inflamatorias, formación de quistes y formación de tejido cicatricial y adherencias en la cavidad abdominal. Esto se puede hacer que los síntomas dolorosos aparezcan en función del momento del ciclo menstrual que se esté atravesando. Además, la endometriosis es una de las causas más frecuentes de infertilidad.

Pero “¡los dolores durante la regla no deben ser la regla!“.

Endometriosis

Incluso lesiones muy pequeñas, como las que se observan aquí en la vejiga-peritoneo, pueden causar un fuerte dolor. Porque el estadio de la endometriosis no se corresponde con los dolores. Estas pequeñas lesiones no se ven en la ecografía. Por ahora, el único modo de detectarlas con certeza es una intervención quirúrgica.

 

¿Por qué lo saben tan pocas mujeres?

Durante años se subestimó y minimizó el llamado “mal de las mujeres”. Y, sin embargo, afecta a chicas y mujeres desde la primera menstruación hasta la menopausia.

Hasta llegar al diagnóstico definitivo, aún hoy en Alemania las pacientes sufren los síntomas entre 7 y 11 años. Por desgracia, son muchas las mujeres que aún desconocen esta enfermedad. Muchas mujeres piensan que hay que vivir con el dolor de la menstruación. “Eso es normal“, y “después del primer hijo mejora“. Durante ese tiempo estos tejidos pueden crecer de tal modo, que muchas mujeres verán muy mermada su calidad de vida por los dolores, y las adherencias resultantes pueden ocasionar problemas de fertilidad.

La endometriosis constituye no sólo un problema humano inmenso, sino también un problema económico grave, cuyo alcance se sigue subestimando enormemente en la Europa moderna del siglo XXI debido a la imagen tradicional de la mujer.