HPP_img_8649 - Behandlung

Tratamiento

¿Cómo se trata la endometriosis?

Nosotros tratamos la endometriosis siguiendo un concepto de tratamiento coherente pero personalizado. Nuestra estrategia de tratamiento integra una combinación de diversas técnicas quirúrgicas con fármacos y preparados hormonales modernos, además de estrategias terapéuticas complementarias.

A nuestras pacientes con endometriosis no les aplicamos una pauta rígida de tratamiento de fertilidad, sino que en primer lugar reciben un asesoramiento conforme al estadio de la enfermedad, y a continuación pueden comentar el régimen terapéutico a seguir con el doctor o a doctora que las atiende.

Nuestro objetivo es eliminar o aliviar los síntomas y minimizar nuevos brotes de endometriosis, con todos los problemas que éstos conllevan, y por tanto mejorar la calidad de vida. Un segundo objetivo es reforzar el sistema inmunitario y prestar atención psicológica a nuestras pacientes.

Desarrollo del tratamiento:

Al principio de la consulta con el médico hablaremos sobre el objetivo del tratamiento: ¿qué es prioritario para usted?

  1. ¿Desea tener hijos? O
  2. ¿Deberíamos tratar “sólo” la endometriosis?

Durante la consulta elaboraremos un plan de manejo del tratamiento personalizado para usted. Somos un equipo de especialistas que trabajan “mano a mano”, y que cuenta con cirujanos, especialistas en endocrinología, en fertilidad y en dolor, urólogos y radiólogos, pero también con especialistas en terapias naturales como la homeopatía, la acupuntura y la biorresonancia, y psicólogos.

El tratamiento debería ajustarse a cada mujer, a su historia médica, a su situación personal individual y a sus necesidades, y debería estar integrado en un concepto terapéutico coherente a largo plazo.

No existe un tratamiento causal, o que elimine la causa de la endometriosis, es decir que todos los fármacos que podemos emplear abordan los síntomas. Por lo tanto, cuando se suspende el tratamiento la enfermedad puede volver rápidamente, según el estadio en que se encuentre.

El tratamiento suele comenzar con una cirugía laparoscópica minimamente invasiva. El cirujano se forma una imagen de la gravedad de la enfermedad, toma muestras para un examen histológico e intenta “limpiar” la endiometriosis, lo que en una situación ideal significaría la eliminación total de la enfermedad. En el caso de que la endometriosis estuviera muy avanzada, se podría recurrir a un cirujano o a un urólogo para que la operación no sea incompleta.

En este punto, la pregunta sobre si desea tener hijos es relevante. Si la respuesta es sí, el tratamiento de fertilidad se aplicaría immediatamente a continuación de la intervención.

Si considera que ya ha acabado de formar su familia, elaboraremos conjuntamente una terapia entre varias opciones. Algunas posibilidades son:

Tratamientos hormonales: Dado que el tejido endométrico depende en la mayoría de los casos de los estrógenos, el objetivo de muchos tratamientos es reducir la cantidad de estrógenos del cuerpo. La idea es lograr restringir el tejido enfermo, y en el caso ideal que se atrofie o encoja. Hay múltiples tipos de tratamientos hormonales, que se le explicarán durante la consulta (gestágenos solos, fármacos combinados como la píldora, la espiral hormonal).

Tratamiento del dolor: Los analgésicos no influyen en el desarrollo de la enfermedad. Por ello se habla de un “tratamiento sintomático”. El dolor debe tratarse siempre de modo suficiente, y en ningún caso debe soportarse “heroicamente, hasta que no pueda más”. Cuanto antes se inicie un tratamiento eficaz del dolor, más probable será volver a reducir cuanto antes la cantidad de analgésicos. El objetivo debe ser evitar que se forme una memoria del dolor.

Posibilidades de tratamiento complementario: Incluyen a acupuntura, la homeopatía, la medicina tradicional china (MTC), los remedios naturales, la biorresonancia y también el yoga, el tai-chi y la relajación muscular progresiva. Estas terapias no son causales (no eliminan la causa), pero sí mejoran el bienestar y refuerzan el sistema inmunitario. Los métodos de relajación pueden solucionar las contracciones dolorosas. Por desgracia, ninguna de estas posibilidades puede curar la endometriosis.